Ya tenemos aquí las primeras versiones de camisetas realizadas con algodón orgánico y tintes naturales.

Hemos probado dos proveedores diferentes, no es fácil encontrar fabricantes que trabajen con materiales que respetan el medio ambiente y hemos querido probar los dos que hemos encontrado. El tacto de las prendas de los dos fabricantes es realmente agradable, se aprecia alguna diferencia en los acabados, pero sobretodo hemos visto que el corte es muy diferente.

De los tres diseños que se han realizado en esta primera prueba uno de ellos no ha salido como queríamos, por lo que tendrá que repetirse. Es una lastima, se trata del diseño que mas ilusión nos hacia, pero no nos acaba de convencer el resultado final. Así que ahora toca trabajar en la segunda hornada. Modificar el diseño que no nos convence, introducir un diseño nuevo y hacer el pedido a un solo proveedor, al que finalmente decidamos una vez finalizado el periodo de test.

Aun queda mucho trabajo para hacer. Someter a las prendas al desgaste diario, ver como envejecen, incorporar los elementos de personalización y si hace falta, empezar de cero tantas veces como sea necesario. Por ahora las hemos usado diariamente, las hemos bañado en el mar, las hemos dejado secar al sol, las hemos dejado “saladas” unos cuantos días, encerrado en bolsas estando humedecidas, y lavado con agua fría y caliente. Han superado estos primeros días con muy buena nota, sin ningún síntoma de envejecimiento.

La decisión de trabajar con algodón orgánico no es sencilla, el coste de las prendas es mucho mas alto que si se utiliza algodón común. Para nosotros se trata de una decisión que no tienen nada que ver con los costes, nos hemos decidido por este tipo de algodón por que simplemente somos amantes de la naturaleza, que es donde practicamos nuestro deporte.

Creemos que cualquier apasionado a los deportes que se desarrollan en ecosistemas tan vivos como puede ser el mar, es también una persona que tiene una sensibilidad especial y que quiere que la huella ecológica que dejan sus actos sea lo mas respetuosa con la naturaleza como sea posible. Estas prendas no tan solo respetan a la naturaleza, también son una fuente de ingresos para las personas que las elaboran. El proceso que se sigue desde que se cultiva el algodón hasta que se fabrica la prenda es totalmente diferente al que siguen la mayoría de marcas generalistas. Es un proceso que intenta mejorar la salud y el nivel de vida de los agricultores y manufactureros de Bangladesh.

El proceso de estampación se realiza ya íntegramente en nuestro país usando tintes totalmente naturales. Igualmente los diseños son simples por que se busca reducir el tinte usado por prenda.

Queremos que el resultado sea una prenda de la que quien decida llevarla se pueda sentir orgulloso. El windsurf no es tan solo es un deporte, llega a ser un estilo de vida. Una camiseta no es tan solo un dibujo, tiene una historia detrás.

Related Posts